Historia

Molweld

Molweld

DE LA REPARACIÓN A LA INGENIERÍA DE ALTA PRECISIÓN

Juan Carlos Gracia, fundador de Molweld, ya nació emprendedor y manitas. Desde bien pequeño le apasionaban las manualidades y los inventos, y en su familia aprendió el valor del sacrificio y la fuerza de voluntad al crecer rodeado de autónomos. Después de seis años trabajando en dos empresas referentes en Zaragoza, la búsqueda de nuevos retos, las ganas de aprender y su afán de superación le empujaron a dar el paso de crear su propia compañía. Tenía 32 años. “Empezábamos de cero, así que lo peor que nos podía pasar era volver al cero”, recuerda.

caar-pyme-mes-molweld11
caar-pyme-mes-molweld09

Pero en ese salto al vacío no estaba solo: su esposa, Susana Virgos, le acompañaba en una aventura a la que, años más tarde, también se apuntarían sus dos hijos. “Ella se ha convertido en un apoyo enorme para mí, se encarga de muchos aspectos de la gestión de la empresa. Yo solo no hubiera podido lograrlo”, reconoce. Ambos formaron la sociedad Moldes Grabi SL, que opera bajo el nombre comercial de Molweld desde 2001 como empresa fabricante de moldes. En los inicios, sus trabajos se centraban en reparaciones, mantenimiento y ligeras modificaciones: pulido y brillo de cavidades, fabricación de utillajes, moldes pequeños, soldadura de piezas… “Pero una cosa te lleva a la otra y la cartera de clientes fue creciendo poco a poco”, argumenta. Desde el principio invirtieron en maquinaria para poder llevar a cabo trabajos de mayor complejidad y a medida para cada cliente y pronto se dieron cuenta de la necesidad de incorporar también máquinas de inyección para ofrecer un servicio más completo. Así, gracias a la visión de futuro de Gracia y de la mano de la innovación, Molweld empezó a consolidarse como fabricante de moldes de alta precisión y complejidad y en la transformación de plásticos.

A lo largo de los últimos años, la firma ha participado en el desarrollo de todo tipo de proyectos industriales. Cerró el ejercicio 2020 con una facturación de dos millones de euros y 19 trabajadores. “Tenemos una plantilla joven, nos gusta formar a nuestros empleados. Aparte de sus estudios, solo necesitamos que pongan ilusión, esfuerzo y ganas de trabajar”, resume Gracia. Recientemente ha renovado su página web, su imagen corporativa y su presencia en las redes sociales, abriendo su fábrica vía online para mejorar la comunicación externa y la experiencia de sus clientes. Además, la incorporación a la empresa de la segunda generación de la familia ha impulsado una nueva mentalidad en la optimización de procesos, clave para garantizar un futuro más sostenible y a la vanguardia del sector industrial. “Nuestro objetivo es ser cada vez más autosuficientes y generar una cantidad de residuos mínima. Pretendemos renovar nuestros sistemas para reducir el consumo eléctrico y nuestra emisión de CO2, y para eso hemos colocado placas solares en las cubiertas de nuestras naves para generar 180 kilowatios, lo que supone la mitad de lo que consumimos”, explica con ilusión.

caar-pyme-mes-molweld10
Hoy, Juan Carlos Gracia sueña con poder celebrar el 20º aniversario de Molweld, cuando la pandemia lo permita, y está feliz con aquella decisión que tomó hace ya dos décadas. “Hay que probar y, si sale mal, por lo menos lo has intentado. Si no lo intentas, es imposible que lo logres. Hay que insistir para que tus sueños se hagan realidad”, aconseja.

Teléfono


+34 876 036 640

Correo Electrónico

Dirección


María de Luna, 11, n 6, 50018 Zaragoza, Spain